Cirugía facial




Otoplastia

¿Qué es la otoplastia?

La otoplastia es la intervención quirúrgica que se utiliza para corregir deformidades de las orejas.

A veces es simple, como por ejemplo para tratar lóbulos grandes o rasgados, o pequeños defectos aislados. En general, la técnica quirúrgica depende de las deformidades que presenten.

Las más frecuentes son las orejas prominentes (proyectadas hacia fuera) conocidas como orejas de “soplillo”, que suelen ser motivo de burla y pueden afectar la autoestima de las personas que presentan estas alteraciones.

Mediante la otoplastia es posible remodelar, disminuir, pegar o reposicionar las orejas, dándoles un aspecto mas natural.

Antes y después. Caso tratado por el Dr. Javier Máiz.

¿Soy candidato a esta cirugía?

Si usted o su hijo siente que tiene unas orejas realmente prominentes, que se encuentran extendidas hacia fuera o que son exageradamente grandes, y experimenta incomodidad por ello, es posible recurrir a esta cirugía. Algunos pacientes no usan pelo corto para disimular las orejas prominentes y algunas mujeres no se recogen el pelo y no usan peinados que hagan evidente este problema.

Antes y después. Caso tratado por el Dr. Javier Máiz.

¿Desde qué edad se puede realizar esta cirugía?

Es posible realizar esta intervención a partir de los 4 ó 6 años, tiempo en que las orejas alcanzan su desarrollo. Este tiempo coincide con la entrada de los niños al colegio y con esto a menudo comienzan las burlas y bromas de sus compañeros. Muchos pacientes adultos también se operan, después de habérselo pensado durante varios años.

¿Qué técnica quirúrgica empleamos?

El Dr. Máiz aplica la técnica desarrollada por el Dr. Julio Stédile (Porto Alegre, Brasil).

Dicha técnica se basa en el estudio de la dinámica de los tejidos cartilaginosos y de las convexidades que presentan. Se puede realizar tanto en niños como en adultos.

Este método para el reposicionamiento inmediato de las orejas consiste en practicar incisiones y microincisiones para remodelar las convexidades cartilaginosas, así como en extraer fragmentos de cartílago, dependiendo del caso.

Las ventajas de esta técnica son:

  • Con esta técnica no se precisan puntos internos, como en la mayoría de técnicas habituales. Con lo que se evitan problemas futuros: intolerancia a los puntos, visibilidad de los mismos, fallo de sutura, con la consiguiente vuelta a la deformidad.
  • Reduce drásticamente el periodo de recuperación postoperatorio, y la necesidad de utilizar una banda compresiva mas allá de 48 a 72 horas.
  • Proporciona suavidad en los pliegues de los cartílagos lo que confiere un aspecto natural.
  • Evita los posibles malos resultados de otras técnicas como la oreja “en teléfono” u orejas totalmente pegadas al cráneo.
  • También se benefician de esta técnica, pacientes que ya habían sido intervenidos una o más veces de otoplastia con un resultado estético no satisfactorio (otoplastia secundaria).

En el caso de que la deformidad se presente sólo en una de las orejas, lo usual es intervenir las dos con el objeto de evitar asimetrías.

¿Por qué elegir un otorrinolaringólogo?

El otorrinolaringólogo es el especialista de la oreja, tanto en su función (audición) como en las alteraciones anatómicas o enfermedades que presenta.

Estas fotografías ilustran casos de otoplastias realizadas a principios del siglo XX.

Antes y después.

¿Qué anestesia se emplea?

Dependiendo de las circunstancias puede realizarse tanto con anestesia local y sedación como con anestesia general.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

Generalmente tiene una duración de entre 1 hora y media y 2 horas, y para casos más complicados un poco más. Esto depende de la deformación auricular y las técnicas a emplear.

¿Quedarán cicatrices visibles?

Solo existirá una cicatriz en el pliegue que hay en la unión de la oreja con el cráneo, por lo que quedará invisible.

¿Cómo es el postoperatorio?

Después de la intervención, el paciente llevará un vendaje que ayudará a mantener las orejas en su nueva posición. Se retirará al tercer o cuarto día y se reemplazará por una cinta elástica, tipo tenista. A los siete días se retirarán los puntos de la incisión.

¿Qué puedo esperar después de la cirugía?

Es importante tener en cuenta que las dos orejas no son nunca exactamente iguales y que pueden persistir variaciones muy pequeñas aún después de la corrección.

Tenga presente que lo que se consigue con una otoplastia es una mejoría del aspecto y posicionamiento de las orejas, no su perfección.

También deberá tener en cuenta que aunque el aspecto de las orejas a las dos semanas será prácticamente normal, habrán de transcurrir varios meses para alcanzar el aspecto definitivo (desaparición de edemas y proceso de cicatrización interno).

¿Es posible reducir el tamaño de las orejas?

Sí. La otoplastia permite al cirujano desde reposicionar, moldear y disminuir el tamaño, hasta hacer más simétricas las orejas.

¿Podría la cirugía de orejas afectar la audición?

No. La parte del oído dedicada a la audición no se altera.

¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse?

El paciente podrá regresar a su vida cotidiana después de una semana. No se recomienda realizar trabajos que exijan movimientos bruscos o exijan grandes esfuerzos físicos.

El Dr. Máiz recomienda...

Antes de la cirugía:

  • Cuando el paciente es un niño, se recomienda a los padres explicarles lo más claramente posible el procedimiento.
  • No consumir medicamentos que contengan ácido salicílico (Aspirina) y derivados.
  • No fumar al menos un mes antes de la cirugía (adultos).
  • Informar de posibles alergias a medicamentos.
  • Mantener expectativas realistas con respecto a los resultados de la cirugía.

Después de la cirugía:

  • Hacer reposo en casa durante los primeros 3 a 4 días.
  • Cuando se mueva, se levante o cambie de posición, hágalo cuidadosamente la primera semana.
  • Evitar realizar ejercicio y levantar objetos pesados durante 15 días. Podrá realizar ejercicio aeróbico leve después de dos semanas y ejercicio intenso sólo después de 6 semanas.
  • En términos generales podrá regresar a su actividad normal a los 4 u 8 días, siempre y cuando no esté expuesto a cambios drásticos de temperatura ambiental, esfuerzos físicos severos o riesgo de traumas o golpes. Evite la exposición prolongada a bajas temperaturas o a calores intensos.
  • Dormir con la cabeza elevada durante los primeros días para facilitar la disminución de la inflamación y evitando colocar la cabeza de lado, ya que se debe evitar toda presión o roce sobre las orejas.
  • Evitar pendientes pesados durante el primer mes.
  • Para evitar cualquier golpe no cargue niños pequeños o mascotas después de la cirugía.
  • Podrá lavarse el pelo con champú una vez retirado el vendaje.
  • Es normal que se presente inflamación y morados que desaparecerán después de la segunda semana tras la cirugía. Si presenta dolor intenso o fiebre sin explicación contáctenos inmediatamente.
  • Una vez retirado el vendaje, se recomienda utilizar en las noches una banda elástica alrededor de la cabeza, (como las que usan los tenistas), por lo menos por dos semanas más, con el fin de evitar que durante el sueño la oreja pueda doblarse hacia adelante.

Mentoplastia

¿Qué es la mentoplastia?

La mentoplastia es la cirugía del mentón poco desarrollado y consiste en su corrección mediante la inserción de un implante de silicona.