Cirugía de tiroides


Es una glándula (endocrina) que esta situada en la parte anterior y mas baja del cuello. Su misión es fabricar la hormona tiroidea o tiroxina y otra hormona llamada calcitonina, que ayuda a controlar la cantidad de calcio en la sangre.

La tiroxina a su vez actúa sobre el metabolismo de la célula, el consumo de oxígeno ,energía ,la producción de calor y el crecimiento.

La producción de esta substancias esta regulada por una hormona( TSH) que se fabrica en una glándula situada dentro del cráneo llamada Hipófisis.

El tiroides tiene forma de mariposa, tiene dos lóbulos unidos por un istmo ,y se apoya en la tráquea justo por debajo de la laringe. Los lóbulos rodean la tráquea lateralmente situándose entre la misma y el esófago y el paquete vásculo -nervioso principal del cuello (arteria carótida común, vena yugular interna y nervio neumogástrico).

La glándula tiroides solo es palpable a través de la piel si está aumentada de tamaño.


¿Qué es el bocio?

Bocio es el aumento de tamaño de la glándula tiroides. Puede ser difuso ( toda la glándula) o nodular (uno o muchos nódulos). El bocio puede aparecer tanto en casos de hipertiroidismo ( producción excesiva de hormona tiroidea como la enfermedad de Graves-Basedow) como en casos de hipotiroidismo (poca producción de hormona).

Cuando el bocio está producido por la presencia de varios nódulos se le conoce como bocio multinodular.

Bocio con extensión endotoracica. Caso tratado por el Dr. Javier Máiz

¿Qué es un nódulo tiroideo?

Nódulo significa "bulto" o tumor. Estos tumores en el tiroides son benignos en mas de un 90%, pero un 5-10% aproximadamente son malignos.

Son muy frecuentes sobretodo en mujeres, y se palpan en un 5% de la población adulta, y no suelen afectar a la función tiroidea (Eutiroideos) y por tanto son asintomáticos. Pueden ser sólidos o quísticos.

Factores de riesgo de malignidad de los nódulos de tiroides:

  • Edad: Si el paciente es menor de 14 años, el riesgo de que sea canceroso es aproximadamente de un 50%.
  • Sexo: En el hombre, el riesgo de cáncer es mayor.
  • Un nódulo que crece rápidamente puede ser canceroso, en cambio un nódulo que aumenta bruscamente de tamaño y es doloroso suele ser por hemorragia en el interior de un adenoma (tumor benigno).
  • Son signos sospechosos de cáncer de tiroides la presencia de un nódulo duro, fijado a los órganos vecinos, o la aparición de adenopatías (ganglios aumentados de tamaño) y la afonía.
  • La historia de Radioterapia previa en la región del cuello favorece la aparición del cáncer de tiroides así como los antecedentes familiares de dicho cáncer.

Diagnóstico: para descartar la malignidad de un nódulo tiroideo, aparte de la historia clínica y la exploración, las pruebas mas útiles son la punción citológica con aguja fina (PAAF), la Ecografía y la Analítica para precisar la función hormonal del tiroides.

¿Cuándo se debe operar un nódulo tiroideo?

Las indicaciones de su tratamiento quirúrgico son principalmente:

  • Sospecha de malignidad.
  • Nódulo de gran tamaño. Mayor de 3-4 cm. Porque puede comprimir la traquea, producir molestias y por su efecto estético.
  • En algunos casos de hipertiroidismo.

¿Qué es el bocio multinodular?

Bocio multinodular es el aumento de tamaño de la glandula tiroides por el desarrollo de varios nódulos en su interior, y que casi siempre se tratan de Adenomas benignos. También puede ser secundario a una tiroiditis (inflamación de la glándula) o en algunos casos a hipertiroidismo como en la enfermedad de Plummer.

Los bocios multinodulares muy excepcionalmente son malignos.

Antiguamente en algunas zonas de España era frecuente el bocio endémico debido a la falta de yodo en la dieta como en el interior de Galicia ,o en Las Hurdes de Extremadura Esto se ha corregido al usar sales yodadas o añadir el yodo al agua de consumo.

Si la función tiroidea es normal, los nódulos no son de gran tamaño y no existe sospecha de cáncer el bocio pueden ser controlado sin necesidad de cirugía. Cuando son de gran tamaño pueden producir síntomas por compresión de la Tráquea (Disnea o sea dificultad para respirar), del Esófago (Disfagia o dificultad para la deglución), de las venas del cuello (edema de la cara) o pueden crecer por detrás de las clavículas y del esternón hacia el Mediastino en el tórax ,dificultando mucho su extirpación. Está claro que siempre es aconsejable su tratamiento quirúrgico ,antes de alcanzar a producirse estos síntomas.


¿Qué es el hipertiroidismo?

Es la producción excesiva de hormona tiroidea. Este exceso de tiroxina actúa sobre todas las células del organismo acelerando su metabolismo, lo que produce síntomas como sensación de calor, sudoración, taquicardia , nerviosismo, temblor, pérdida de peso, cansancio, etc.

La causa más frecuente del hipertiroidismo es la enfermedad de Graves-Basedow,debida a que el sistema inmunológico estimula enexceso al tiroides. Estos pacientes pueden desarrollar exoftalmos, que consiste en un transtorno en las orbitas que produce ojos saltones, los hace salirse hacia afuera. Esta enfermedad se trata con medicación para frenar el tiroides,Si el tratamiento medico no es efectivo, puede tratarse con yodo radioactivo que destruye las células tiroideas o con cirugía extirpando la glándula.

En algunos casos el hipertiroidismo es producido por un nódulo (nódulo tóxico) o por varios nódulos (enfermedad de Plummer), estos nódulos producen mucha cantidad de Tiroxina de forma autónoma, es decir que no están regulados por la hormona de la hipófisis TSH. El tratamiento suele ser quirúrgico.


Cáncer de tiroides

La mayoría de los tumores del tiroides (nódulos) son benignos (90%),por lo que no invaden ni se diseminan a otras partes del cuerpo . Solo muy excepcionalmente malignizan. Los tumores son benignos o malignos de entrada.

Los tumores malignos pueden ser de cuatro tipos. Por orden de frecuencia son: cáncer papilar, folicular, medular y anaplásico. Por ese orden van de menor a mayor malignidad.

Los carcinomas papilares y foliculares, que definimos como tumores bien diferenciados, representan el 80-90% de los cánceres de tiroides, y se originan en las células foliculares, que son las que fabrican la hormona tiroidea, y captan el yodo. Son de crecimiento lento y si son tratados a tiempo tienen un pronóstico excelente.

El cáncer medular comprende el 5-10% de los cánceres de tiroides. Se origina en las células C que producen calcitonina. Puede ser de tipo familiar por una alteración genética y a veces se asocia a otros tumores endocrinos. La determinación de calcitonina en sangre puede servir de marcador tumoral.

El cáncer anaplásico es el mas raro y agresivo de los tumores de tiroides, fácilmente invade los tejidos vecinos y se disemina a distancia.

Cuando un tumor maligno se disemina a distancia a través de los vasos linfáticos, sanguíneos o de los nervios, se dice que metastatiza. Las metástasis más frecuentes son a los ganglios linfáticos, pero tambienpueden alcanzar a los pulmones o a diferentes huesos. Las metástasis reproducen el tumor original y se comportan como el. Una metástasis pulmonar de un carcinoma de tiroides no se trata como un tumor primario del pulmón.

El tratamiento del cáncer de tiroides depende del tipo y tamaño del tumor, de la edad del paciente y de si el tumor se ha diseminado. Las diferentes opciones como la cirugía, tratamiento con yodo radioactivo, tratamiento hormonal, radioterapia o quimioterapia o una combinación de ellas suelen ser discutidas en un Comité formado por el endocrinólogo,el cirujano y el oncólogo. La cirugía para la extirpación del tumor y normalmente de todo el tiroides es el tratamiento mas frecuente, en estos casos posteriormente el paciente debe seguir un tratamiento substitutivo con hormona tiroidea. En la mayoría de los tumores bien diferenciados que son los más frecuentes, además se utiliza el tratamiento con yodo radioactivo que destruye solo las células tiroideas ya sean benignas o cancerosas.

La mayoría de los tumores tiroideos son de muy buen pronóstico, pero aparte de recibir el tratamiento correcto, los pacientes deben seguir controles periódicos por su especialista. Estos controles incluyen la exploración clínica, analítica o pruebas como la ecografía o gammagrafía.


Cirugía del tiroides

La cirugía tiroidea, a pesar de su complejidad, suele ser poco agresiva y muy bien tolerada por el paciente. Es poco dolorosa y permite iniciar la dieta oral y deambulación a las pocas horas de finalizada la intervención. La estancia en el centro es de dos a tres días.

La tiroidectomía (extirpación de la glándula tiroides) puede ser total (de ambos lóbulos) o parcial (hemitiroidectomía, istmectomía etc.) Si es un tumor maligno deben extirparse también los ganglios linfáticos regionales. Estas intervenciones se realizan bajo anestesia general, suelen durar de una a tres horas.

Los pacientes a los que se les extirpa toda la glándula tiroides deben recibir tratamiento substitutivo con hormona tiroidea. Este tratamiento consiste en la administración de un comprimido diario de levotiroxina. Este tratamiento y control lo realiza el endocrinólogo del paciente.

Las complicaciones de la cirugía tiroidea son poco frecuentes, las más frecuentes son:

  • Hipoparatiroidismo. Las glándulas paratiroides son cuatro pequeñas glándulas del tamaño de una lenteja, que producen la parathormona, una sustancia que regula el metabolismo del calcio. Durante una tiroidectomía total estas glándulas deben ser localizadas y preservadas. Al extirpar el tiroides hay que separarlas de la cápsula a la que están unidas, por lo que ocasionalmente pueden quedar desvitalizadas (mala irrigación sanguínea) y por tanto funcionar mal transitoriamente o definitivamente. Este hipoparatiroidismo debido a la menor producción de parathormona provoca una disminución del calcio en sangre que hay que corregir. La hipocalcemia transitoria es relativamente frecuente y se corrige espontáneamente. Sólo un 1% de los pacientes tiroidectomizados presentan hipoparatiroidismo permanente.
  • Otra complicación importante y también muy infrecuente (<1%) es la afonía por lesión del nervio recurrente. Los nervios recurrentes son dos nervios que inervan las cuerdas vocales y pasan justo por detrás de los lóbulos tiroideos. En toda intervención sobre el tiroides deben identificarse y preservarse. Un cáncer de tiroides al crecer e invadir puede afectar al nervio recurrente y provocar afonía.
  • El sangrado postoperatorio (hemorragia) puede producirse como en cualquier cirugía ,por lo que se suele dejar un drenaje.
Tiroidectomia total Bocio derecho de 12 cm. Caso tratado por el Dr. Javier Máiz