Tratamientos con láser


¿Qué es el láser?

El láser CO2 es una luz generada artificialmente que actúa con alta precisión tanto para corte como para coagulación. Al tener todos sus rayos un solo color y desplazarse en la misma dirección de forma paralela, permite concentrar toda la energía en un solo punto. Actúa, pues, como un verdadero "bisturí de luz".

Utilizado a través del microscopio quirúrgico permite el tratamiento de innumerables lesiones tanto benignas como malignas de las vías aéreo-digestivas superiores (nariz, boca, faringe, laringe) con una altísima precisión.

El tratamiento con láser de las lesiones malignas se explica en el apartado dedicado al Cáncer de cabeza y cuello.


¿Cuáles son las ventajas del láser?

  • Evita o disminuye el ingreso hospitalario.
  • Minimiza el daño quirúrgico.
  • Minimiza el sangrado operatorio.
  • Evita o disminuye el dolor postoperatorio.
  • Acelera la cicatrización.

¿Qué intervenciones de otonirrolaringología se pueden realizar con láser?

Enfermedades benignas de la nariz y nasofaringe:

  • Reducción de cornetes hipertróficos: en la rinitis crónica, ya sea alérgica o medicamentosa, se produce un aumento del tamaño de los cornetes, que dificulta la respiración. La reducción de los cornetes es muy eficaz mediante el uso del láser de diodo.
  • Resección de espolones septales (tabique nasal).
  • Exéresis de tumores benignos como pólipos, quistes y papilomas.
  • Resección de lesiones vasculares como angiofibromas y hemangiomas.
  • Resección de sinequias nasales: las sinequias son adherencias entre el tabique nasal y la pared externa de la nariz (cornetes) que se producen muchas veces después de cirugía o traumatismos.
  • Apertura de atresia coanal: malformación congénita consistente en la falta de apertura del orificio nasal posterior (coana). Puede ser unilateral o bilateral.
  • Remoción de restos adenoideos (vegetaciones) .

Enfermedades benignas de la boca:

  • Resección de tumores benignos: papilomas, fibromas, granulomas, quistes, ranula, hemangiomas.
  • Resección de lesiones premalignas: leucoplasias (mancha blanquecina de la mucosa) y eritoplasia (manchas rojizas).
  • Hiperplasia de encías: aumento del tamaño de la encía por multiplicación de células normales.

Enfermedades benignas de la orofaringe:

  • Faringitis crónica hiperplásica granulosa: el tratamiento consiste en la vaporización del tejido linfático de la orofaringe. La mucosa de la pared posterior de la faringe está engrosada, granulosa y tiene coloración rojiza. Existe una secreción de exudado abundante, densa e incolora. Casi siempre existe una sensación molesta de cuerpo extraño en la faringe, que hace necesario tragar y carraspear. Se tienen náuseas e incluso vómitos fácilmente.
  • Hipertrofia de las amígdalas (amígdalas de gran tamaño): pueden producir apneas y su tratamiento es la amigdalectomía parcial con láser.
  • Amigdalitis crónica y aguda de repetición: el tratamiento es la amigdalectomía total. Es una cirugía más precisa, con sangrado mínimo y menor dolor postoperatorio al realizarla con láser y microscopio.
  • Hipertrofia de amígdala lingual: existe una amígdala en la base de la lengua que puede llegar a ocasionar ronquido y sensación de ocupación. Se puede resecar parcialmente con láser.
  • Amigdalitis lingual de repetición: Casos poco frecuentes de infecciones de repetición de la amígdala de la lengua. Si no se pueden evitar con tratamiento antibiótico, la intervención de elección es la amigdalectomía lingual mediante láser.
  • Quiste de valécula: la valécula es un espacio que existe entre la epiglotis y la base de la lengua.

Enfermedades benignas de la hipofaringe: Quistes, papilomas y hemangiomas.

Enfermedades benignas de la laringe:

  • Lesiones congénitas
    • Laringomalacia: es la anomalía congénita mas frecuente de la infancia. La existencia de una marcada flacidez de las estructuras supraglóticas favorece su aspiración durante la inspiración produciendo estridor inspiratorio. Suele resolverse de manera espontánea al cumplir el año. En los casos en que sea muy severa puede resolverse con tratamiento endoscópico con láser.
    • Parálisis de cuerdas vocales.
    • Quistes laríngeos.
    • Hemangioma subglótico.
    • Estenosis subglótica congénita.
  • Lesiones adquiridas
    • Nódulos, pólipos, quistes, edema de Reinke.
    • Granuloma post intubación.
    • Edema post radioterapia (aritenoides).
    • Papilomatosis laríngea.
    • Amiloidosis.
    • Papiloma, hemangioma.
    • Queratosis, leucoplasia, hiperplasia.
    • Parálisis bilateral de cuerdas vocales: Cordectomía posterior.
    • Estenosis de laringe: parcial o circunferencial de glotis o subglotis post intubación.
    • Estenosis de otras causas: quemaduras, ingesta de ácidos o alcalinos.